Regiones naturales

caribe e insular

La región Caribe está ubicada en el norte de Colombia y en ella se encuentran algunos de los lugares más visitados del país, como lo son Cartagena, Santa Marta, el Parque Nacional Natural Tayrona, la Ciudad Perdida, Mompox, Palomino, las islas del Rosario, San Andrés y Providencia. Además de los bien preservados pueblos coloniales, la costa caribeña colombiana es famosa por las maravillosas playas arenosas, las hermosas islas, el desierto infinito de la Guajira y las distintas comunidades indígenas. 

El clima de la región es cálido, con mucho sol y bajos niveles de lluvia durante el año. Sin embargo, también se encuentra la espectacular Sierra Nevada de Santa Marta con sus picos nevados. La gente por lo general es relajada, muy abierta y suele disfrutar del baile de sus principales ritmos: salsa, vallenato, cumbia, champeta, música afrocaribeña, entre otros. En cuanto a la gastronomía local, esta está principalmente basada en pescado y mariscos, platos que se pueden encontrar en abundancia por todo su territorio y en su zona insular. 

Andina

Esta es la región con la mayor población de Colombia, donde se encuentran los grandes centros urbanos del país. Está atravesada por las majestuosas montañas de los Andes, que en el sur se dividen en tres series montañosas llamadas cordilleras: la occidental, la central y la oriental. Estas cordilleras poseen lugares relativamente planos, donde se encuentran ciudades como Bogotá y también valles profundos, donde se ubican ciudades como Medellín.

La región andina es también famosa por las plantaciones de café y los pueblitos pintorescos muy bien conservados desde el siglo XIX. Entre estos pueblos de estilo único se encuentran los cafeteros de Salento, Filandia y Guatapé, lugares que vale la pena visitar ya que han preservado su identidad y cultura casi intacta. Es de resaltar también otros hermosos pueblos coloniales fundados durante el siglo XVI, como lo son Villa de Leyva, Honda y Popayán. 

Uno de los ecosistemas más asombrosos de los Andes es el páramo, que se encuentra a una altura de entre 3.500 y 5.000 metros sobre el nivel del mar. Se caracteriza por temperaturas bajas, alta humedad y gran variedad de fauna y flora. Aquí el agua se colecta naturalmente de la niebla densa y la lluvia, esta alimenta la mayoría de los ríos y poblaciones del país. Entre las especies de animales y plantas, gran parte endémicas, se encuentran los frailejones, los ciervos, el tapir andino, el oso de anteojos, el águila de páramo y el cóndor de los Andes. 

Costa Pacífica

La costa pacífica colombiana es una región un poco más aislada que las otras, intacta, menos turística y por tanto muy interesante. A esta región se puede acceder por aire o por tierra. Si optas por la última, prepárate para largos viajes y paisajes llamativos, debido a que cruzarás varias de las montañas del país. 

Una vez llegues, espera encontrarte rodeado por playas maravillosas, densos bosques tropicales y pura naturaleza. Se trata de un paisaje impresionante debido a su espesa vegetación que cubre cada centímetro de tierra e incluso se sumerge en el mar. La costa pacífica está habitada principalmente por comunidades afrocolombianas e indígenas, con sus propias y pintorescas tradiciones que merecen el esfuerzo de ir a explorarlas. 

Entre las cosas más hermosas y únicas en esta región se encuentra la migración de ballenas. Cada año, entre julio y octubre, las ballenas jorobadas migran hacia aguas más cálidas desde la fría Antártida para dar a luz y criar sus ballenatos. Asimismo, en lugares como Nuquí o Bahía Solano se puede ver también, en su esfuerzo por llegar al agua, tortuguitas marinas que salen de sus huevos y ven la luz por primera vez. Ten en cuenta que la temporada de anidación de tortugas llega a su pico de septiembre a diciembre. Indudablemente, el Pacífico colombiano es uno de los mejores lugares en el mundo para el avistamiento de ballenas y tortugas marinas y, por supuesto, para disfrutar de la belleza de la naturaleza. 

Orinoquía

Conocida también como los Llanos Orientales, esta región está cubierta por amplias llanuras y sabanas. Cuenta con una riqueza de recursos hídricos provenientes de los ríos que pasan por esta región. Uno de los lugares más visitados es el espectacular Caño Cristales o “río de los cinco colores”. Ubicado en el Parque Nacional Natural de la Sierra de La Macarena, Caño Cristales presenta una serie de rápidos y formaciones rocosas. Es famoso ya que se puede ver en sus aguas cristalinas un particular fenómeno de intensificación del color rojo y amarillo que viene de sus plantas acuáticas, estas cambian su color con la exposición al sol. El resultado de este fenómeno natural es un efecto visual de estar frente a un río muy colorido.

La Orinoquía es conocida también por su ganadería y los famosos cantos de los vaqueros, una manera tradicional de calmar los animales reconocida por la Unesco como patrimonio cultural inmaterial. Además, cuenta con fauna única incluyendo varias especies de serpientes, cocodrilos y aves que se pueden ver silvestres en la naturaleza. 

Amazonía

La región de la Amazonía se extiende sobre casi 40% del territorio colombiano y está cubierta principalmente por selva densa o bosque tropical amazónico. Esta región es el corazón de la biodiversidad colombiana y sus recursos naturales, es el hogar de cientos de especies de mamíferos, reptiles, aves y más de 20.000 especies de plantas. Su maravillosa vida silvestre incluye delfines rosados, ranas venenosas, osos perezosos, tucanes, monos y jaguares. 

Los destinos más famosos en la región son las ciudades fluviales de Leticia y Puerto Nariño. La primera está ubicada en un punto donde las fronteras colombianas, peruanas y brasileñas se encuentran y es la entrada definitiva a un paraíso de vida silvestre. 

Cuando llegues a la Amazonía tendrás que salir de safari por el río para explorar su naturaleza pura e increíble ecosistema. Tendrás la oportunidad de observar miles de especies de flora y fauna, conocer grupos indígenas y visitar reservas naturales, como el Parque Nacional Amacayacu. Durante la temporada de lluvia (de enero a junio), la Amazonía se transforma en un humedal enorme donde se puede navegar en bote por los canales, los bosques inundados y aún por lugares donde en la temporada seca sería imposible. Kayak es la mejor actividad para disfrutar de la tranquilidad absoluta y la tierra salvaje de la selva. 

Dentro de la selva, de los sonidos más llamativos está el canto del tucán, ya que resuena por todas partes. Las lagunas presentan el paisaje perfecto para ver amaneceres y atardeceres asombrosos, mientras el sol refleja sobre sus aguas tranquilas. Además, en la selva profunda encontrarás comunidades indígenas con tradiciones muy interesantes para explorar. Llegar a conocer la magia del Amazonas es definitivamente una experiencia imperdible para todos los amantes de la naturaleza y Colombia ofrece la oportunidad perfecta para hacerlo.